Lc 12,39-48
y Rom 6, 12-18
La teofanía o manifestación -revelación de Dios a Pablo camino de Damasco le marcó tan vivamente q ahí captó el nuevo orden introducido por Jesús en el q todo es gracia. En efecto ,El por revelación de Jesús pasó de la fe judía a la fe en Jesús . Y esa misma fe fue un regalo o gracia de Jesús. En El llegó a encontrar el nuevo modelo de actuación q no es la sola ley escrita sino la propia vida de Jesús. Experimentó la salvación como gracia recibida q regenera, libera e incorpora a un nuevo orden o salvación. Pablo entraba en la Era de Jesús y su Espíritu donde el principio de ordenación del cosmos interno y externo es el amor «como yo (Jesús) os he amado». De ese modo la ley q es incapaz de entrar en la entraña de la realidad (por su casi infinita complejidad) es superada por la ley del Amor q está en la raiz misma de la vida y es capaz de curar, regenerar y liberar.»Mucho se le ha perdonado porque ha amado mucho»( Lc 7, 35-38″)
Desde esa entrada en el nuevo orden o Reino de Jesús está claro que todo está hecho pero en germen aunque es mucho lo que queda por hacer. («Perpetuum fieri quod jam sit factum»
Pablo habla por ello de un hacerse esclavo de esa nueva justicia o nuevo orden para progresar en el y no volver al hombre viejo seguidor de apetitos mundanos (sarx).
Jesús puso en marcha el nuevo orden con destellos muy significativos de su gracia: la de la revelación a Pablo y la del perdón a sus discípulos.
Y esa doble gracia actúa en nosotros a través de los sacramentos haciéndonos crecer en lo que ya somos por el bautismo: hijos de Dios conscientes de nuestro ser y destino.

Mc 10, 35-45
La demanda de Santiago y Juan de sentarse a la derecha e izquierda de Jesús en su Reino tiene mucha trascendencia.
Las interpretaciones pueden girar entre si el móvil es el ansia de poder o es el orgullo de distinguirse socialmente como perteneciente a un estatus o casta de hombre superior al resto de los mortales . Jesús una vez más mira a las obras de quienes con esa ambición ¿sana? ocupan cargos importantes según el mundo y ve que oprimen y roban y hasta matan ,de modo que los pone como contra-modelo para sus discípulos:. no seáis vosotros así.¿cuál es entonces el estilo de acción del discípulo? – El que deriva simplemente del Ser que es Ser-Vir y no se sirve cuando hay ocultas ambiciones de escalar y hacer carrera. La Iglesia y los cristianos no estamos para dominar y aparentar . En palabras de Jesús «el que quiera ser grande entre vosotros sea servidor y esclavo de todos».
El papa Francisco nos ha propuesto un Sínodo universal a toda la Iglesia y hoy a las 12 en la catedral nuestro arzobispo dará la partida a esa consulta proceso que pretende ser un caminar juntos toda la Iglesia con un mismo sentir y pensar. Pidamos al Señor que su Espíritu nos guíe con un buen baño de trasparencia y humildad para hacer un dialogo con todos cristianos y no cristianos que nos lleve a más Verdad.

Lc 11,42-46
La atención a la vida para fomentarla y favorecerla con nuestro atento servicio debería ser el principal motor de nuestro accionar diario. Pero la vida social nos impone tal carga de exigencias q toda nuestra vida domestica y social está normatizada o legalizada. Entonces ocurre que desde temprana edad se nos van enseñando pequeñas o grandes e importantes normas de conducta sobre puntualidad, aseo, modales, trafico, …de modo q hemos de asimilar tantas normas familiares o sociales q vamos configurando una personalidad con preferencia pegada a la ley . Y no olvidemos q éste fue un problema constante de Jesús con los fariseos. Eran muy observantes de las
leyes a cumplir sobre todo las religiosas pq en ellas entendian estaba su salvación» . Pero por ello mismo eran poco dados a mirar la vida y sus exigencias y actuar en consecuencia. Hechos como las curaciones hechas por Jesús en sábado o la permisividad de Jesús dejando q sus discípulos comieran espigas del camp pq tenían hambre nos indican la gran liberalidad de Jesús: respeta las normas pero se las salta cuando la vida- que es lo primero a atender -presenta urgencias inaplazables como atender a un herido, …
El sentido común es el q nos va a señalar qué es lo primero a atender si la ley o la vida en cada circunstancia. Pero lo que Jesús critica es el q se ten ga fijación en cumplir a rajatabla las leyes y menos sensibilidad hacia las urgencias de la vida concreta.
Y conste q ese posicionamiento ante la ley y ante la vida es universal y
bien vale q nos examinemos en que punto estamos de atención a la ley o a la vida pq todo, todo , hasta la ley debe estar al servicio de la vida. Es como un lema de Jesús.» He venido para q tengan vida y vida abundante». Jn 10,10.