Mt 5, 13-16
Jesus espera de sus discípulos que sean luz y sal para que iluminen con sus obras y den sabor y gracia a un mundo falto de discernimiento y aliciente para un buen vivir para todos. Los mandamientos en su formulacion positiva marcaban las mas altas aspiraciones a lograr: amar a Dios por encima de todo y al prójimo como a nosotros mismos con trato preferente a los padres respectivos.. Eran grandes ideales a cultivar. También en su formulacion negativa nos señalaban las rayas rojas a evitar para no caer en graves males y por ello venian formulados como prohibiciones: no matar, no tomar el nombre de Dios en vano, no robar, no mentir, no desear bienes ajenos….y si faltaba algo para aprender y practicar lo que es un recto proceder podias examinarte echando mano de los pecados capitales y sus opuestas virtudes para evaluarte en las actitudes mas adecuadas para ejercer autocontrol desde nuestro puente de mando que es nuestra conciencia bien afinada con los mejores principios para llevarnos a la acción. Ahi podiamos aprender la actitud de la humildad frente al orgullo o soberbia, la generosidad frente a la avaricia, la paciencia frente a la ira, la castidad frente a la lujuria , la diligencia frente a la pereza etc..
Mandamientos y virtudes eran los principios de valor supuestamente universal. Y pensar y actuar segun estos princioios te catalogaba como persona de principios. Consecuentemente con esto consideràbamos los estudiantes de ética o moral persona con sindéresis aquella que en el examen de su conciencia recurria a los grandes principios y por contra se decia que no tiene sinderesis quien no recurre a los grandes principios sino que solo actua movido por su interes ,su circunstancia o su conveniencia exaltando por sobretodo la propia libertad. Y habrá que recordar que la libertad tan proclamada en Occidente es un derecho y está bien que se le levante una enorme estatua pero ésta es vacua y sin sentido si no se la complementa con la Responsabilidad. Se comenta que occidente esta en crisis de valores. A lo mejor hay que empezar de nuevo su construccion revisando sus principios y sus raices.