Lc 12,13-21
En la lógica del evangelio o nuestro corazón está puesto en Dios o en el dinero. Ambos son motores de conducta y piden y exigen grandes sacrificios. Por eso Jesús miró al joven rico con tristeza porque no fue capaz de seguirle. Era rico y por su apego al dinero rechazó el ideal cristiano de vida.
Este afán y apego al dinero se ha justificado siempre con grandes argumentos. Los caballeros medievales lo justificaban para disuadir a los posibles enemigos y defender a su pueblo y vasallos.
Con Max Weber los protestantes caballeros y príncipes justificaban los desmanes de su codicia viendo en el crecimiento económico un signo de que Dios les estaba perdonando y bendiciendo con bienes.
Evidentemente estos no son argumentos evangélicos ni pueden justificar la codicia. Esta lo que en el fondo esconde es un tema de desconfianza, inseguridad o miedo a esta vida tan insegura y caduca que no hay más remedio que enriquecerla con seguridades.
El problema es que en cuanto se siguen sus exigencias no es fácil ponerle freno. Pronto con diferentes argumentos se van adquiriendo niveles de vida cada vez más ABUSIVOS Y EXCLUSIVOS con el torpe argumento de que » tú te lo puedes permitir»- no importa que otros no-.
Ante estos cambios de pensar nos planteamos: ¿puede ser creyente de verdad y seguidor de Jesús el ambicioso y codicioso? Desde el evangelio pensamos que lo tiene difícil. Ha convertido en eje de su vida su «ego» con sus exigencias de seguridad y cuando esa forma de ser es consagrada por la cultura del bienestar lo que resulta es un individualismo feroz que ha centrado la predilección de su vida en conquistar «su» felicidad y «su» bienestar. Mira por donde, parece que se ha generado una sociedad neo-burguesa con pensamientos y hábitos de conducta que consagran el egoísmo insolidario (Mounier) olvidando los valores trascendentes como el dar sin esperar nada a cambio. ¿cómo van a dejar que Jesús Mesías y pobre se encarne en el mundo, ni menos en su corazón si éste está puesto de verdad en el brillo de la riqueza?
Da la impresión de que solo el cristiano que asuma elegir vivir con sencillez y austeridad pudiendo vivir ricamente y el que esté dispuesto a despojarse de su «estatus» adquirido por oficio o beneficio podrá ser hermano de los hombres y testigo de Jesús en el mundo. Y terminamos con la primera y principal Bienaventuranza que El encarnó a la perfección en su vida y que desde lo dicho interpretamos así: «Bienaventurados los que eligen vivir con sobriedad y hasta pobreza aun pudiendo vivir «como rico «para tener un corazon libre de codicia y libre y generoso para darse a los mas desheredados, porque ellos están construyendo con Jesús el Reino de los cielos ya aquí en la tierra».(Mt 5, ss ).
Asi ,nos parece que vivio y murió Jesús ,y así debe ser presentado el ideal de vida cristiano .

Lc 12,13-21
En la lógica del evangelio o nuestro corazón está puesto en Dios o en el dinero. Ambos son motores de conducta y piden y exigen grandes sacrificios. Por eso Jesús miró al joven rico con tristeza porque no fue capaz de seguirle. Era rico y por su apego al dinero rechazó el ideal cristiano de vida.
Este afán y apego al dinero se ha justificado siempre con grandes argumentos. Los caballeros medievales lo justificaban para disuadir a los posibles enemigos y defender a su pueblo y vasallos.
Con Max Weber los protestantes caballeros y príncipes justificaban los desmanes de su codicia viendo en el crecimiento económico un signo de que Dios les estaba perdonando y bendiciendo con bienes.
Evidentemente estos no son argumentos evangélicos ni pueden justificar la codicia. Esta lo que en el fondo esconde es un tema de desconfianza, inseguridad o miedo a esta vida tan insegura y caduca que no hay más remedio que enriquecerla con seguridades.
El problema es que en cuanto se siguen sus exigencias no es fácil ponerle freno. Pronto con diferentes argumentos se van adquiriendo niveles de vida cada vez más ABUSIVOS Y EXCLUSIVOS con el torpe argumento de que » tú te lo puedes permitir»- no importa que otros no-.
Ante estos cambios de pensar nos planteamos: ¿puede ser creyente de verdad y seguidor de Jesús el ambicioso y codicioso? Desde el evangelio pensamos que lo tiene difícil. Ha convertido en eje de su vida su «ego» con sus exigencias de seguridad y cuando esa forma de ser es consagrada por la cultura del bienestar lo que resulta es un individualismo feroz que ha centrado la predilección de su vida en conquistar «su» felicidad y «su» bienestar. Mira por donde, parece que se ha generado una sociedad neo-burguesa con pensamientos y hábitos de conducta que consagran el egoísmo insolidario (Mounier) olvidando los valores trascendentes como el dar sin esperar nada a cambio. ¿cómo van a dejar que Jesús Mesías y pobre se encarne en el mundo, ni menos en su corazón si éste está puesto de verdad en el brillo de la riqueza?
Da la impresión de que solo el cristiano que asuma elegir vivir con sencillez y austeridad pudiendo vivir ricamente y el que esté dispuesto a despojarse de su «estatus» adquirido por oficio o beneficio podrá ser hermano de los hombres y testigo de Jesús en el mundo.
Otro pensamiento sobre el texto:
¿codicia? Para Jesús es esfuerzo inútil por la caducidad – precariedad de la vida.
Para los que no creen en otra vida quizás es la oportunidad que da la vida: vivir bien y/o ricamente. Si no, ¿para qué vivir?

Mt 13,36-43
La explicación que da Jesús de la parábola de la cizaña no deja lugar a dudas: el juicio definitivo de salvación y / o condenación de personas sólo corresponde a Dios y no a los hombres. Y ello ocurrirá no ahora sino al fin de los tiempos. Mientras vivimos estamos, pues, en tiempo de gracia. Tiempo en que hemos de suspender todo juicio condenatorio de personas. La doctrina clásica católica ha dicho siempre que «nadie, ni la Iglesia, puede juzgar de la situación interna de las personas.
A este respecto la actitud de Jesus siempre abierta a la misericordia y perdon con Pedro y con la mujer pecadora por adultera son bien elocuentes. Si Pedro le traicionó negando conocer a Jesus por tres veces, Jesus le pide por 3 veces que confiese que le ama más que los otros. Y en Jn 8, 3-11 primero libra a la adúltera de la ejecución de la sentencia de apedreamiento diciendo a los que la iban a apedrear » el que este libre de pecado que eche la primera piedra» y en segundo lugar muestra su infinita compasión acercándose y diciendo a la mujer: «¿ nadie te ha condenado? yo tampoco te condeno: «vete y no peques mas».
En Jesus vemos la diferente forma de actuar en el tribunal de justicia humana y en el tribunal de misericordia o confesion donde -arrepentimiento mediante- y supuesta conversión se logra la reconciliacion del penitente con su conciencia y con Dios.
Y hemos de añadir aun que esta conducta tan humana de Jesus hacia las personas ha influido en la práctica de nuestra legislacion y accion de la justicia cuando oimos hablar de despenalizacion, de amnistia , de redencion de penas por buena conducta o por arrepentimiento del acusado etc…
Es una muestra mas de cómo el evangelio que pretende no solo salvar o pasar a la eternidad a los hombres sino hacerlos mas humanos aquí está influyendo en una justicia menos vindicativa y cruel y mas respetuosa con la dignidad del hombre.
Destacamos unas imagenes recientes del papa Francisco pidiendo perdón a los nativos del Canadá . Nos sobrecoge su profunda humildad intentando reparar posibles daños realizados en otro momento histórico y con otras maneras de pensar los conquistadores muy alejadas de nuestra actual manera de valorar las culturas…etc Un gesto que nos debe hacer reflexionar.

Mt 20,20-28
Celebramos hoy al apostol Santiago el Mayor hermano de Juan y célebre por su coraje en defender la fe. Así lo hizo cuando inducido por su madre manifestó que estaba dispuesto a beber el cáliz de la Pasion y Muerte como Jesus y la lectura de los hechos nos relata cómo la predicacion del resucitado provocó tanto a los sacerdotes del Sanedrin que les prohibieron predicar en nombre de Jesús . Y la respuesta de ellos no fue sino una provocación aun mayor: «hemos de obedecer antes a Dios que a los hombres» .
Y el resultado como sabemos fue el de ser encarcelado y pasado a cuchillo por Herodes.
Así fue como Santiago manifestó su espíritu de servicio al mundo . En su predicación ,segun la tradición, llegó hasta «Finisterrae» y de ahi que en la ciudad que lleva su nombre se venera el sepulcro de Santiago y con el templo es lugar célebre de peregrinación de los cristianos que van a dar el abrazo al Santo .
Resaltemos hoy que el esplendor de la verdad defendida con tal vigor por el Santo, no es necesario ser apoyado por las fuerzas politicas o gubernamentales. La verdad en el ámbito de la Iglesia se defiende con la Autóritas o prestigio ganado por testimonio de vida ante el pueblo . Y el poder político debe manifestarse por el buen gobierno del pueblo. La independencia de ambos órdenes ya la subrayó Jesus con bastante claridad al decir » dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios». Esa union del orden espiritual y temporal o politico ha llevado históricamente a no pocos quebraderos de cabeza y confusion con gravisimos perjuicios para la fe sobretodo porque se ha asimilado a una u otra tendencia politica. Y debe quedar claro que en Jesus se aprende a vivir un estilo de vida libre y comprometido que puede y debe ser fermento de vida personal y social pero sin favoritismos para sacar rentabilidad. Jesus dejó claro que no quiere la Iglesia como un poder sino como un humilde servicio. Y Santiago con su martirio dió prueba de su gran libertad y respeto a la independencia de la verdad de la fe.

Lc 11, 1-13
Los discípulos de Jesús debieron quedar admirados de la forma de hacer oración Jesús, de noche, o a cualquier hora del día apartándose del grupo para estar a solas un tiempo consigo mismo y con Dios su Padre a quien llamaba «Papá» y por eso le piden que les enseñe a orar como Juan enseñaba a sus discípulos.
La conexión íntima del hombre con Dios es justamente lo que pretende toda religión. Así diremos que es hombre realmente religioso el que vive la experiencia del encuentro asiduo con Dios a través de la oración. Oración que no es sólo hacer rezos sino hablar desde y con el corazón con Aquel en quien confiamos porque sabemos que nos escucha y nos ama y nos habla a nuestra conciencia y podemos escuchar su voz. El mismo Gandhi afirmaba sin duda escuchar la Voz de Dios más allá de toda duda.
Esta experiencia de oración es fundamental porque es el encuentro desde lo más íntimo de nuestra conciencia con nosotros mismos y con Dios.
La oración cristiana añade los sentimientos y proyecto de Jesús por los cuales reconocemos a Dios como Padre por el bautismo que nos engendró a una vida nueva, le pedimos que venga su Reino con Cristo, nos perdone y regenere por dentro, nos libre de caer en el mal y manifieste su amor providente atendiéndonos en las necesidades de cada día.
La oración de Abraham pidiendo a Dios que libre del fuego a las ciudades de Sodoma y Gomorra es un bonito ejemplo de oración generosa en que pedimos no solo por nuestras necesidades sino por las de todo el mundo.
Esa generosidad en el Padre nuestro aparece en el lenguaje inclusivo: no decimos «Padre mío» sino «Padre nuestro». No decimos «dame el pan» sino «danos el pan de cada día».
Así aparece desde lo más profundo de nuestra oración el empeño no sólo en salvar o conquistar «mi felicidad”, mi libertad y/o mi vida entera, sino también la de toda la humanidad.

Jn 20, 1-18
La relacion de Maria la de Magdala con Jesus empezó con una curacion o con la expulsion de 7 demonios. Las tradiciones al respecto poco añaden al fondo de su relación con Jesús porque tanto recibir la sanación de Jesús como el perdón fueron el primer impacto que hizo dar un vuelco a su vida . Es tanto como decir de Jesús : «este hombre puede con todo en mi vida, con enfermedad y pecado». De modo que a partir de ahí su vida fue una sola cosa con Jesús. Primero llorando de alegria por la sanación o liberación de sus pecados y luego por la pérdida de Jesús en la cruz donde estuvo con Maria «la Madre» mas la otra Maria la de Cleofás y Juan .
Y es la Magdalena la que hoy llorosa encuentra la losa del sepulcro abierta y a Jesus a quien confunde con el jardinero y le pregunta por el paradero del cuerpo de Jesús. Y cuando Jesus la nombra con sus labios. .. » Maria» capta la voz del Maestro y así lo proclama ella temblorosa y palpitante. Está tan cerca de Jesús que aun sin darse cuenta le puede tocar. Y escucha de ese momento vivencial tan profundo las palabras que van a hacer historia: «NOLI ME TANGERE» («No me toques») seguidas de una explicación…»que aun no he ido al Padre mio y al Padre vuestro». Y Maria seguramente tuvo que guardar estas palabras en su corazón a falta de una comprensión mas acabada del misterio que ocurría.
Y Maria llena de contento por el encuentro radiante con el resucitado va a ir volando a comunicar a los apóstoles que ha visto al resucitado.
Son 3 encuentros-experiencia con Jesús los que ha vivido Maria : el encuentro liberador, el encuentro con el Jesus del Calvario y la Cruz y el encuentro con el Resucitado.
Llamarla, entonces apóstol es justo. Llamarla apóstol de los apóstoles es realidad porque asi ocurrió en la historia. Y para mí humildemente y creo que con muchos, la considero junto con la Madre- Virgen , la más cercana a Jesús y privilegiada y reconocida por Jesús siendo la primera persona a la que se aparece resucitado y a su vez Magdalena debió ser la que con mas énfasis y convicción debió vitorear a todas las gentes la suerte final de Resurreccion y no de muerte habida con el Crucificado.
Con Magdalena vivamos hoy nuestra suerte de seguidores de Cristo : suerte de profunda esperanza y de Resurrección.

Mt 13, 10-17
Si Jesús nos hablara hoy con parábolas nos parece que le diríamos lo que a un comercial o a un predicador callejero: «déjate de milongas y ve al grano o si quieres predicar vete a la Iglesia que pa eso está».
Hoy no faltan sino que sobran maestros. O faltan maestros que lo sean de verdad : de palabras y de obras coherentes con las palabras. Pero nos parece que tampoco lo tienen fácil los oyentes. El barullo que se les monta cuando manifiestan interés por oir de verdad les llega por todos los lados y probablemente aun sin quererlo conscientemente van a elegir maestros a la medida de sus deseos (Pablo) o que apoyen no lo que realmente necesiten sino lo que les gusta oir.
Y las parábolas en verdad no es que hayan perdido valor como portadoras de verdad . Son la vida misma y contada con el aliño de la historieta que a todos nos engancha. Pero siempre apuntan a algo que va mas allá de lo inmediato y hay que ir a escucharlas teniendo un compás de espera . No está preparado para escuchar a Jesús y sus parábolas un oyente lleno de urgencias del tipo que sean. Por eso en ocasiones Jesús reclamaba: vamos a un lugar tranquilo y apartado a hablar con tranquilidad. Mente y corazón han de estar libres en el oyente para ver en profundidad cuando mira porque lo hace y debe hacer con serenidad y sosiego. Y no olvidar en esa mirada del oyente que es lo mas importante mirar con amor porque esa mirada ya nos acerca a Dios.
Y un canto que nos llegó de la mano del P. Eric, congolés (que anda ahora por su tierra intentando montar una escuela en su pueblo natal) nos puede servir de inspiración.
«Ayudame a mirar con amor a descubrirte en el el silencio. Ayúdame a mirar con amor a ver las cosas como Tu las ves»..

Mt 13, 10-17
Si Jesús nos hablara hoy con parábolas nos parece que le diríamos lo que a un comercial o a un predicador callejero: «déjate de milongas y ve al grano o si quieres predicar vete a la Iglesia que pa eso está».
Hoy no faltan sino que sobran maestros. O faltan maestros que lo sean de verdad : de palabras y de obras coherentes con las palabras. Pero nos parece que tampoco lo tienen fácil los oyentes. El barullo que se les monta cuando manifiestan interés por oir de verdad les llega por todos los lados y probablemente aun sin quererlo conscientemente van a elegir maestros a la medida de sus deseos (Pablo) o que apoyen no lo que realmente necesiten sino lo que les gusta oir.
Y las parábolas en verdad no es que hayan perdido valor como portadoras de verdad . Son la vida misma y contada con el aliño de la historieta que a todos nos engancha. Pero siempre apuntan a algo que va mas allá de lo inmediato y hay que ir a escucharlas teniendo un compás de espera . No está preparado para escuchar a Jesús y sus parábolas un oyente lleno de urgencias del tipo que sean. Por eso en ocasiones Jesús reclamaba: vamos a un lugar tranquilo y apartado a hablar con tranquilidad. Mente y corazón han de estar libres en el oyente para ver en profundidad cuando mira porque lo hace y debe hacer con serenidad y sosiego. Y no olvidar en esa mirada del oyente que es lo mas importante mirar con amor porque esa mirada ya nos acerca a Dios.
Y un canto que nos llegó de la mano del P. Eric, congolés (que anda ahora por su tierra intentando montar una escuela en su pueblo natal) nos puede servir de inspiración.
«Ayudame a mirar con amor a descubrirte en el el silencio. Ayúdame a mirar con amor a ver las cosas como Tu las ves»..


Mt 13,1-9
El ambiente de la parabola del sembrador es en si mismo un buen motivo para nuestra contemplación-reflexión.
Jesus está junto al lago y mucha gente se le acerca. Sube entonces a una barca y se sienta mientras la muchedumbre queda en la orilla escuchándole. Hoy nos está narrando la parábola del sembrador. Y todos la hemos escuchado un montón de veces. Y tambien ahora en el verano junto al agua del mar o en algun rio o lago o hasta pantano la podemos recordar. y podemos ver qué palabra de Dios de tantas como vamos escuchando me ha calado mas y está influyendo mas en mi vida?. Por lo que sabemos de la propia Escritura a Pablo le retumbaria en la conciencia las Palabras de Jesus Saulo, Saulo, porque me persigues? y le trastornó al punto de dejar todo por predicar la causa de Jesús . Y tambien Pedro que dudó y negó a Jesús camino del Calvario quedó tocado cuando escuchó de la propia boca de Jesus : Pedro ¿ me amas mas que estos? .. Tambien Marta la que andaba nerviosa y agitada por servir escrupulosamente al Señor y quejándose de su hermana » la contemplativa» quedó como traspuesta al oir a Jesus valorando mas la actitud de oir al Maestro de Maria que la suya propia … y si mas historias bíblicas repasamos mas momentos descubriremos de personas impactadas por su palabra .
Una palabra o muchas palabras bien escuchadas y meditadas han cambiado y cambian vidas . Y la nuestra es una mas que hoy se acerca a Jesus que anda sobre el mar con súplica: «tu palabra me da vida; Confio en Ti , Señor. Tu palabra es eterna, en ella esperaré.»

Lc 10, 38-42
En el pasaje de Marta y Maria que invitan a comer a su casa a Jesús , el Maestro termina alabando la actitud de estar oyendo a Jesús antes que la de hacer las labores y atenciones propias de una digna acogida: «Marta , Marta : andas inquieta y agobiada con tantas prisas. Maria ha tomado la mejor parte y no se la arrebataran».
Parece claro para Jesús que la atención puesta con preferencia en Jesús y su Reino es la auténtica teoria (=contemplación de Dios) y el origen de la autentica Sabiduria.
Veamos si no, qué pasó con Moises caudillo de Israel, que liberó a su pueblo de la esclavitud de Egipto y despues de 40 años por el desierto se quedó a las puertas de Jericó. Pero por haber tenido en sus avatares de caudillaje dudas de fe Yaveh no le concedió entrar en la Tierra Prometida. La contempló desde el monte mientras Josué daba vueltas por las murallas de la ciudad .Y fue el recurso a la oración de Moises con los brazos abiertos desde el monte lo que le valió ante Dios la providencia de que Josué entrara en la tierra prometida. Pero Moisés no entró.
A nuestra sociedad del bienestar y laica le ha caido en suerte jugar la carta de la globalidad. Los bienes que disfruta de orden y consumo masivo son señuelo que tienta a los extremos pobres a venir por estas tierras de promisión y ya no podemos cerrar las puertas. Son hermanos de raza humana segun la ciencia y esperamos que no dejen de serlo por causa de la religión. Los retos son enormes porque los muros humanos y religiosos que nos separan parecen mas altos e insuperables que los de Jericó; por ello ahora mas que nunca nos hace falta una «teo-ria «que englobe ciencia eficaz y oracion. Una contemplación mas firme y abierta que nos reafirme en la convicción de que el auténtico Pueblo de Dios no tiene fronteras . El Padre Dios en Jesús ha derribado todas las fronteras y la contemplativa Maria a los pies del maestro lo pudo entender mientras Marta por el ajetreo de su tarea y Moisés por el fragor de las lides del caudillaje perdieron la oportunidad de entrar en la tierra prometida que es como entrar a participar en la construcción del Reino de Dios.
y es que hoy ,mas que nunca , cuando hasta el covid nos hace conscientes de que somos un solo pueblo total ,mal que nos pese, necesitamos de un pensamiento fraterno, abierto a Dios y a todo hombre como Jesús , o sea ,universal.
Hay que leer y estudiar la enorme contribución que el Papa Francisco pretende hacer sobre todo en la encíclica Tutti Fratelli para ir a lo esencial de las religiones para que se vea mejor el rostro de Dios y su voluntad apartando las torcidas interpretaciones que son las que han generado odios, guerras y muros entre sexos,razas y pueblos .