Comentario homiletico 7/11/18

Lc 14,25-33
¿hay alguien q entienda a Jesús cuando habla de esta manera? ¿que quiere decir con eso de que para seguirle a El hemos de posponer al padre, a la madre, a los hijos, a la mujer, al marido a los bienes e incluso a sí mismo ? Desde luego ese lenguaje es muy radical y exigente. Si significa q lo primero en lo que debo pensar y sentir cada día es en Dios., vale si es por un momentito ,pero ¡luego el cristiano de a pie va a sus ocupaciones todo el día y no le da más de sí. … Todos conocemos muchas personas, -quizás más mujeres- q te dicen «mire ando cada vez más estresada atendiendo a mi trabajo de cajera del super, más el trabajo de casa , atiendo a mi hijo y mi marido y tb a mi padre q esta muy mayor . ¿estaré haciendo lo q Dios quiere ? ¡Es q no tengo tiempo ni para mi¡.
¿que pensamos y qué le diríamos a una mujer q nos habla así?
(Pensadlo un poco mientras yo os digo lo q yo le diría).
» Pon en tu agenda diaria un tiempo -siempre hay q tenerlo- para hacer para ti lo q te gusta y tb necesitas como cuidar tus manos, tomarte un baño o un café con tranquilidad … y mientras estas asi con aire contemplativo y hasta fumando un cigarrillo (?) da gracias a Dios por todo el bien q estas haciendo y para q te ayude a hacerlo todo lo mejor posible.
Dios es como el caldo en el puchero q si no está presente se quema y echa a perder todo el condimento. Y lo malo no será q se te queme el puchero, sino q te quemes tu también.

Los comentarios están cerrados.