Comentario homilético 13/12/2016

En el texto de hoy de Mt 21,28-32 Jesús se dirige a sacerdotes y ancianos del pueblo y los compara a aquel hijo que dice a su padre que va a ir a trabajar a su viña pero no fué . Y  luego pone en boca de Jesús frases duras-¡ a no olvidar¡ -como que «los publicanos y prostitutas les precederían en el Reino de los cielos» a esos sacerdotes y ancianos.. y… esa advertencia no podemos dejar de planteárnosla quienes nos acercamos más a la práctica de la fe .
La práctica de la fe ,o cultivo de la fe ,viene reflejada en los 3 primeros mandamientos(o primera hoja de la tabla de la ley de Moisés).Es la forma mas directa , consciente y expresada socialmente de nuestra relación con Dios y de expresarle nuestro amor -dando gloria a su nombre- y respetándolo y observando y santificando las fiestas.
Pero es en el resto de mandamientos -del 4 al décimo- que pertenecen a la segunda tabla y que nos orientan sobre la relación nuestra con los demás donde su cumplimiento supone especiales dificultades y es donde Jesús nos dice que hemos de poner especialmente la fe porque hemos de intentar amar al prójimo como a nosotros mismos- o como Jesús nos ha amado- y eso sin una fe profunda y vital no se puede hacer porque se requiere tener encarnada en ti la propia bondad de Dios. Y esa-como la fe- es un don de Dios y no basta con la sóla bondad natural si no está reforzada por la especial atracción o fuerza divina..

Comentario Evangelio 6/12/16

En la simplicidad de esta parabola (tan repetida) de la oveja perdida de Mt 18,12-14 nos sorprende la actitud con que el pastor y el Padre buscan a la oveja . Van movidos por el sufrimiento , desgracia y peligro en que se encuentra la oveja. Van a ayudar a su rescate. Y luego viene la fiesta y la alegría al encontrarla.
Aquí no se mide el esfuerzo del pastor y del Padre por encontrarla . Dan por supuesto que vale la pena.
Tampoco pastor y Padre se ponen a deliberar sobre
la culpa de lo ocurrido. Simplemente van a liberar . A ayudar.
Van con el amor por delante y no con pre-juicio alguno.
Por supuesto que cuando van a rescatarla tienen pensamientos sobre lo tonta que ha sido la oveja y la cierta culpa que pueda tener en descarriarse pero los aparcan porque lo primero es liberar de la angustia al perdido.
Esa parte de análisis de lo ocurrido y los porqués, y de juicio, queda en manos del socorrido y de su libertad. Si hay malicia, pecado o error es cosa a deliberar por el propio actor de su desgracia y en todo caso ya la reconocerá ante su conciencia y ante Dios.
Quizás encontremos aquí un buen patrón de conducta los que educamos a personas o trabajamos en Cáritas : lo primero es ayudar a liberar al que sufre de su situación precaria y luego- «santa paciencia» y respeto a la libertad individual para no incurrir en juicios condenatorios invadiendo la intimidad de la conciencia personal.

29/11/16

​Debía estar Jesús orando y  profundamente  exaltado y exultante en Lc 10,21-24,  para referirnos   Lucas, q «Jesus lleno de la alegría del Espíritu», se alegraba de q el Padre «escondiera a sabios y entendidos los secretos del Reino  y se los revelara a la gente sencilla».

Y ¿cuales son esos secretos y es esa sabiduría que tiene al propio Jesús tan profundamente contento? Parece que es  de otro orden del conocimiento. Un conocimiento que sobrepasa al entendimiento y se puede íntimamente «saborear» porque es presencia de lo absoluto y de Dios que te llena de su Espíritu y te da el gozo y alegría espiritual. Es con ella como se hace aceptable vivir en honesta sencillez y pobreza porque vale mas la honestidad que la riqueza o las alegrías de un consumismo esclavizador.

Cuántas veces hemos escuchado a gente sencilla decir de su famila «somos pobres pero honrados». Y qué nos están diciendo con ello? Sin duda que han valorado mas la virtud de la honradez  que los bienes del  mundo y por eso han aceptado vivir con lo justo y necesario.

Este ajustarse del pobre a ser uno mismo con lo que tiene y  es, se acerca mucho a lo que es cumplir la voluntad de Dios y es lo que hace que Dios more en él..

E inversamente ,el que vive en auténtica unión con Jesús y el Padre  se siente urgido a compartir -que es la caridad -como don del Espíritu que llena de gozo espiritual.

Al que esto oyere y comprendiere Jesús  le llama «dichoso por  ver y oir  lo que muchos profetas y reyes desearon ver y oír y no pudieron» porque El enviado aun no había llegado.

Comentario homilètico 1/11/2016

​El texto del evangelio de hoy ( Lc 20, 27-40) es el q ya comentamos hace poco sobre el diálogo de Jesús y los saduceos q negaban la Resurrección. 

   Leerlo de nuevo en este mes de difuntos y terminando el año de la Misericordia nos recordará 2 importantes conclusiones:

 1 .-que hombre y mujer son iguales ante Dios. Son personas. Es la gran aportación del cristianismo a los derechos humanos y

2. Que la vida no  es un desastre y un absurdo como lo sería si no hay igualdad de oportunidades para todos  y encima todo acaba con la muerte-

Hay vida después de esta vida – es el gran anuncio q hacemos los cristianos con Cristo Resucitado aunque no nos es dado saber cómo será. 

  Sólo sabemos q de la mano de Jesús llegaremos a la presencia de nuestro auténtico Padre Misericordioso  y será una existencia sin las limitaciones de esta.

14/10/2016 Comentario al evangelio del día

[

2-12-16
I… Bon dia  i ocasió per a profunditzar en el misteri de la fe.?
2 ciegos van tras Jesús (Mt 9,27-31) gritando:»ten compaión de nosotros Hijo de David» Jesús les pregunta -«¿creéis q puedo hacerlo?»  y le contestan «Si, Señor» y Jesús les toca los ojos diciendo » q os suceda conforme a vuestra fe. «Y se les abrieron los ojos.»
Aqui Jesús nos relaciona fe y salud. El milagro o curación tan habitual en la vida de Jesús no se realiza sin el concurso de la fe del enfermo y más aún parece insinuar q el poder de sanación esta más en la propia fe q en Jesús o en Dios.
Esto nos lleva a pensar en el efecto placebo( aplicar una medicina q es pura agua- por ejemplo- y te cura- o en la visita a un famoso médico  y sentirse mejor antes de recibir tratamiento etc.
Son estos y otros muchos mas casos los q la ciencia hoy nos relata para hacer ver el poder de la mente en la curacion. Y ello sin hablar de fenómenos de hipnosis o de sugestión  q nos dejan perplejos.
La fe de estos ciegos tiene muchas cosas en común con los fenómenos de la mente q apenas enumeramos: los ciegos admiran al maestro, pierden todo miedo social y su profunda necesidad la gritan al mundo y a Jesús. Están seguros de q Jesus puede curarlos y va a curarlos. Y entonces… lo q se ha anhelado con toda el alma y con todo su ser ..ocurre. y no sólo el milagro material sino la presencia de «fuerza de Dios» en el propio acto de fe cuando el q clama a Dios o al milagro lo hace con tal coraje.
En el fondo toda actuacion humana la hacemos y requiere de fe y confianza  o se convierte en un actuar maquinal y sin alma.
Y por ello mismo invocar a Dios y convocar toda nuestra fuerza espiritual para el vivir diario es una gran oportunidad para  hacer de cada minuto un minuto de gracia.

bendicion_biblia]

Lc 12, 1-7  es un texto fundamental para encontrarse uno consigo mismo, sin miedo alguno. Querièndose. Aceptàndose a sì mismo. Descubrièndose  en paz con capacidad de libertad y de volar.
Jesùs hace un discurso radical :dice a sus discìpulos » cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con la hipocresia.
Hipòcrita es el q como el comediante de teatro vive para aparentar – acepciòn griega- y si tomamos la hebrea- es el q aparenta vivir una piedad cuando en realidad pasa de Dios.
Pues bien, Jesùs reclama para sus discìpulos la mayor trasparencia y sinceridad. Que no vivan para quedar bien ni aparentar. Que sòlo teman a Dios q es a quien deben dar  cuentas sabiendo q es un Padre misericordioso  q cuida de los gorriones y mucho mas de nosotros.
Asì tendremos un corazòn libre para poder amar.
Nuestro filòsofo Miguel de Unamuno decìa  decia a este respecto: «Sòlo canta libertad el esclavo, el pobre esclavo. El libre canta amor».