Comentario homiletico

Lc 9,1-6
La verdad de Jesús que le puso a la altura del Padre viviendo la vida humana creo que fue la pobreza material y existencial. Por su vida manifestada en hechos y palabras Jesús revela lo que pedía a sus discípulos seguidores: «no tenía donde reclinar su cabeza»…Mt 8,20
1.- Ni en sus discípulos empezando por el principal Pedro del que se tuvo que separar existencialmente porque le tentaba como diablo a rehuir los problemas, («apártate de mi Satanás, tu piensas como los hombres no como Dios»).Mt 16,23
2.- Ni tampoco en el mundo de los afectos ya que-por lo que nos consta- vivió la relación afectiva mas liberal que es la que se da entre los amigos ( y El estuvo dispuesto a dar su vida por sus amigos» -pero tambien a apartarse de ellos por el Reino).
3.- Ni en la obediencia a la Ley – se entiende que la ley puesta por Dios- Podia haberse aferrado a ella para encontrar su seguridad interior según oíamos decir a los cristianos viejos «quien obedece nunca hierra»,. Pero Jesús tuvo problemas con la Ley de Dios cuando se entendia al pie de la letra e impedía o no daba cauce a la ley preferente del amor.(un ejemplo: curaciones en dia sabado).
4.- La Pobreza en Jesús y tb en los apóstoles es tan prevista y exigida para ser libre en el accionar por el Reino y sus valores que llega a adquirir rango de «opción fundamental»: «no se puede amar a Dios y al dinero». El único tesoro y perla escondida es y está en el Reino y por eso Jesús vive en esa pobreza optada y liberal: una pobreza a la que tampoco se aferra como seguridad interior y por eso es capaz de comer y beber con santos y pecadores y por eso fue tildado de «comedor y bebedor» por los habituales comentaristas de la plebe.
A los 12 apóstoles – sus elegidos y preferidos para asentar las 12 tribus del Pueblo y Reino de Dios les detalla al máximo cómo vivir en pobreza: » no lleveis oro ni plata, ni alforjas….» ese no puede ser modelo ni logotipo de un promotor del Reino sino el que asume que es «siervo de Dios»- al servicio de su Reino. Y se presenta y viste con esa sobria y sencilla y espontánea manera de estar con todos y en todo.
Para mi que Francisco da esa talla. Gracias a Dios.

Comentario homiletico

Lc 8, 1-3
como la cosa mas normal Lucas nos refiere que Jesús andaba predicando por los pueblos y ciudades de Israel acompañado de los 12 apóstoles y muchas mujeres entre las que cita a» Maria Magdale na de la que habían salido 7 espíritus, Juana, mujer de Cusa , Susana y otras muchas mujeres que les servían con sus bienes». Se trata pues ,de un convoy itinerante donde hay hombres y mujeres compartiendo en plan de igualdad. Pero la pregunta que nos sugiere es ¿podia ser visto este hecho con normalidad por parte de la sociedad romana y la judia?. En ambas sociedades pero mas aún en la judía la vida social estaba pensada para el hombre y no para la mujer. El lugar más idóneo y donde mas» protegida» podía estar la mujer era la casa y el ambiente familiar. Asi eran las cosas y no han cambiado tanto hasta nosotros. ! Quién no ha escuchado decir» la mujer la pata quebrada y en la cocina de la casa». No había mas proyecto social para ella: casa, cocina y crianza.
Pero aquí hombres y mujeres van en grupo, y se las reconoce porque aportan a la vida del grupo. El hecho pues debió llamar poderosamente la atención.
Lo que Jesús estaba aportando al grupo era fruto de la propia predicación y accion beneficiadora hacia todos- que les embarcaba en un «proyecto de fraternidad universal» que estaba naciendo de la predicacion del Reino. Ya no habia como luego diría Pablo e iría trasmitiendo a las comunidades que iban surgiendo de su predicación gentil o judio , libre o esclavo, hombre o mujer porque todos participaban de un mismo espiritu de fraternidad universal.
Con Jesús y su vivencia y predicación los hombres imbuidos por su Espiritu y cosmovisión empezaban a verse y tratarse todos- como hermanos y a Dios como Padre universal . «¿acaso es casual que Jesus inventara el Padrenuestro?Y eso es lo que antes y tambien ahora es capaz de romper moldes en nuestras antiguas y nuevas sociedades. Es tan potente la tendencia a la segregación por dinero, por sexo , por raza, por pais, inteligencia etc (que no son sino formas de destacar y sentirme algo importante ) que si no hay una mística como la de Jesús capaz de aglutinar y aunar a los hombres desde una verdad superior todo se desvanece y desintegra en individualidades o pequeños proyectos de corto alcance.
Profundizar nuestras comunidades cristianas en ese trato igualitario entre hombres y mujeres , repartiendo por igual cargos y cargas y testimoniar esa idea de que estamos construyendo con Jesús el Reino fraterno de Dios aquí esa es nuestra misión y tarea . Llamarnos y fomentar el sentirmos en verdad como hermanos y hermanas es una necesidad para recobrar nuestra percepción de los otros : la única que por si misma conlleva normalmente los dos elementos fundamentales de toda relación satisfactoria: respeto y amor.

Comentario homiletico

[10/9 7:38] Cris: Lc 6, 27-38
No es fácil encontrar una justificación adecuada para una forma tan altruista de actuar como la que pide Jesús.
Si vamos a los últimos fundamentos, aquellos que nos hablan de la bondad del ser y que yo asimilo a que la plenitud del ser es ser-vir, parece que hay coherencia con aquellos principios clásicos de filosofía: “Bonum est difusivum sui”( El bien se difunde por si mismo”) traducible a un lenguaje más pragmático de nuestra cultura: «haz bien y no mires a quien» (aunque este refrán es cristiano). J.J. Rousseau hablaba del ser humano nacido con bondad natural la cual se viciaba por el contacto social.
La Iglesia y el cristianismo en general, que vive experiencia de siglos y habla del pecado original ,tanto si se explica de un modo u otro ,lo cierto es que mantiene la duda de que la bondad del hombre sea el estado natural-habitual … y habla desde Trento de una tendencia ambivalente hacia el bien pero también hacia el mal.
Así las cosas, digamos de una vez que la persistencia en el bien actuar en cualquier circunstancia para el cristiano es no debida sólo a bondad natural, sino a un secreto que guardamos los creyentes y aquí nos revela Jesús: ese actuar sin esperar recompensa alguna es un ideal propuesto por Jesús: llegar a ser en plenitud hijos del Altísimo que es bueno con los malvados y desagradecidos. En realidad sí se espera recompensa pero no aquí sino en la otra dimensión. En todo caso requiere la fe para creer que todo no es valorado y recompensado aquí y que la imitación de Dios y de Cristo: “amaos como yo os he amado” es una meta para esta vida y a la vez quien se acoge a esta por fe (=obediencia) que se va a traducir en obras, espera la ayuda de esa realidad trascendente (Dios) para hacer posible que nazca con verdad lo que no apetece de primeras: ni amar al enemigo, ni rezar por el, ni perdonarle etc…Quizas el principio de nuestra actuacion humana mas «al estilo divino» nos la da el Padrenuestro cuando nos invita a no caer en la tentacion de responder al mal con mal.
Ahi estaria en la máxima perfeccion del actuar humano inserta nuestra condición divina recibida por el Espiritu creador mas el Espiritu restaurador q nos viene de la Obra de Jesús y q nos habilita para la excelencia en el actuar humano.
Hui l evangeli ens forsa a » tirar de filosofia i teologia» pa entendre com es posible dur a la práctica i entendre el precepte de Jesús de estimar als enemics 😜
😱

Comentario homiletico

Lc 6,20-26
Las Bienaventuranzas de Lc 6 , 20 y las de Mt 5, 1-12 reflejan dos estados de animo diferentes en Jesús.
En Mt vemos a Jesús Maestro en un momento bucólico de predicación junto al lago de Galilea desgranando las bondades de la nueva vida iniciada en el Reino con personas dispuestas a mucho por el bien de todos hasta estar dispuesto a sufrir persecución si hiciera falta . Todos los oyentes de Mateo podian comprender las bondades de asumir las actitudes de desprendimiento, de lucha pacífica por la justicia, la paz etc.. Ese orden nuevo es el que Pablo hoy nos refleja en la carta a Cols.3,1-11..cuyo resultado es que «ya no habrá judio y gentil, esclavo y libre , .,,, porque todos seran uno en Cristo.»
Lucas da el mismo mensaje pero refleja un ánimo diferente en Jesús. Con gesto profético que recuerda más a las denuncias de los profetas sobre su pueblo profiere amenazas de peligros graves. Con enojo divino -si se quiere,- pero aquí se manifiesta un Jesús dolido por la injusta codicia de los ricos, que le hace decir «ya tenéis vuestro consuelo» -(no necesitáis premio alguno del Cielo)-. Y tambien -por contra- los pobres parecen recibir a cuenta de los injustos males sufridos aquí la recompensa del Reino eterno- con pocos matices -… y pareciera que aquella visión bipolar del Dios dinero y el Dios y Padre verdadero le dan tal quebradero de cabeza por el futuro agónico que le espera a la humanidad – hoy se ve mas patente q nunca- con un capitalismo sin freno- que Jesús no tiene más que juntar bienaventuranzas con los «ayes» de maldiciones por la suerte que les espera a los que quieran impedir y contravenir la llegada del Reino.
Ante este duro evangelio de Lucas, Pablo -el vidente de Jesús resucitado- anima a los creyentes de su tiempo como diciendo: Si Cristo ha vencido al mundo resucitando ,la vida propia del Reino puede vencer sobre el poder del mal afincado por sobretodo en la riqueza y sus vicisitudes.
A la altura de los tiempos en que estamos vemos el bajo perfil que van tomando los «trabajadores del Reino «que optan por una vida sobria y sencilla frente a la locura de los ambiciosos de- riqueza y poder que nos llevan a la ruina de nuestro -hasta ahora bello planeta- y nos plantean una pregunta inquietante ¿Podrán los hijos de la luz hacer tan visible la luz por sus bondades que el mundo perciba con la mayor claridad y como nunca que el camino de los hijos de las tinieblas no beneficia ni a las personas concretas ni al conjunto del mundo y de la sociedad? Y el gran reto para todo el ser humano sobre la tierra a conquistar con sabiduria y hasta IA (inteligencia artificial) ¿Sabremos cómo generar bienes y compartirlos y repartirlos de manera que a nadie falte lo necesario si vive en un recto vivir?

Comentario homiletico

Mt, 18, 15-20
Desde la Biblia quedó siempre muy claro qué es lo que hace al hombre especial por sobre todo lo creado. Gen 1, dice que el hombre fue creado a imagen de Dios. Si es pues, imagen de Dios deberá concedersele un trato adecuado a su enorme dignidad incomparable y a la vez deberá tratar a sus semejantes con el mismo esmerado trato que él merece por nacimiento.
Hoy, con espíritu mas laico ya no se invoca la condición de ser imagen de Dios ni menos la de ser hijo de Dios por el bautismo – a menos que hablemos con un cristiano muy formado. Lo que» se lleva «es invocar la condición de ser persona, sea niño , hombre, mujer trans o gay. Y en esa apreciación estamos tambien de acuerdo. Diremos pues q debemos darnos un trato unos a otros como de personas libres y capaces de responsabilidad. Pero el texto va más allá y nos habla de la corrección fraterna . Es una fórmula coherente con la visión cristiana del mundo. Añade a la tolerancia y respeto el amor que nunca se ha hecho valer desde instancias laicas relegandolo a la privacidad, a la poesía o a la religión.
Y es el contrapeso que mas falta hace hoy resaltar creando unas comunidades cristianas mas fraternas donde se viva en espiritu de dialogo, de corrección fraterna y de compartir. El mundo necesita ver que la Iglesia es el alma de un mundo que parece haberla perdido.

Comentario homiletico

Lc 5, 33-39
Cuando la presencia de Dios en la tierra se detectaba preferentemente por la Ley todo giraba en torno de la Ley. La ley era puesta por Dios para ser guia y dar vida al mundo. Era en cierto modo lógico que los hombres religiosos se aferraran al cumplimiento obsesivo de la ley como si en ella estuviera la salvación.
Los escribas y fariseos son herederos de esa forma de pensar y por ello critican a Jesús y sus discípulos. Les parece que oran poco , que ayunan poco y que no dan la talla de los hijos de la ley puesta por Dios con Moisés.
Lo que escribas y fariseos no acaban de percibir es que el advenimiento de Jesús ha marcado una nueva era. Pablo acaba de decir que con Jesús Dios invisible se ha hecho visible. Con Jesús pues ha terminado el imperio de la Ley. Jesús en su persona encarna la nueva ley. La nueva ley que guia a sus discípulos ya no es solo la del Antiguo Testamento sino la Ley del Amor al estilo de Jesús q ha superado con creces la rutinaria obediencia a la ley antigua. El es el camino y vivir a su estilo y con su Espiritu es la nueva ley porque es El y no la ley quien nos salva.
Captar esto hoy es de la máxima importancia porque quien lo logra entender puede dejar muchas prácticas menos importantes (sin hacerse una religión a la carta) y sin perder la esencia fundamental que es ser discípulo de Jesús y amarle amando como El.
Y es cosa de pedagogía de la madre Iglesia que nos diga en cada momento qué prácticas y modos de pensar pueden ser más convenientes y aceptables para nuestro gobierno y acercamiento a Dios y mejora de la humanidad. Este ministerio es necesario y complementario al de Jesús y dispone nuestra sensibilidad para estar al dia en el mundo de hoy sin perder la esencia evangélica. Este ejercicio en fidelidad a Dios y al mundo es el que ha ido propiciando la necesidad de encuentros eclesiales (Concilios, (como el Vaticano 2°) Sinodos etc para nuestra puesta al día.

Comentario homiletico

Mt 24, 42-55
Llega Septiembre ,tiempo de comienzo del curso escolar , de liquidar las vacaciones improvisadas que nos hayamos podido dar con el covi, y sentarnos a ver por donde hay que empezar el nuevo curso familiar, o laboral si es que hay hay trabajo o peor si no lo hay. Las actuales circunstancias son buenas al menos para algo: ya no podemos dejarnos llevar por la rutina y hacer lo de siempre y como siempre. Si queremos hacer las cosas bien no hay mas remedio que «despertar el alma dormida y avivar el seso y contemplar (como dijera Jorge Manrique) cómo afrontamos la vida con la dichosa «nueva normalidad» . A esta actitud de ver como nuevos todos los días y empezar como de nuevo el evangelio le llama «velar». en el lenguaje de moda hoy cuando no vemos salidas a los problemas le llamamos «reinventar». Algo hay que hacer «nuevo» para que los niños aprendan con presencia en la escuela , on line o como sea. Y habrá que trabajar para traer el pan a casa o pedir un ERTE o una ayuda a Caritas o a Servicios Sociales.
Y bajando mas a nuestro terreno parroquial ahi estamos contemplando cómo vamos a iniciar el Junior con sus reuniones y juegos , y cómo vamos a preparar a los niños para la primera comunión y celebrarlas con el esmero y atención que arequiere. Y el culto con la misa diaria..Desde aqui solo cabe recordar con el evangelio «velad», abrid el seso y reinventad que la funcion en breve va a empezar.

Comentario homiletico

Mt 23,23-26
El texto de hoy nos presenta a Jesús ejerciendo de profeta denunciando los males sociales en el orden religioso: rituales de limpieza de jarras y ollas abusivos cuando no se ocupaban de limpiar sus mentes de avaricia rapiña etc y en otras ocasiones le oiremos arremeter contra el mal uso del templo por parte de los sacerdotes o contra los letrados o escribas q enseñaban la ley pero no la cumplian .
Son formas de infidelidad o hipocresía que se da en el ámbito religioso pero tambien en el civil o laico. La función profética que realizaba Jesús es una necesidad personal y social. Todos en la vida vamos asumiendo por estado de vida o profesión o simplemnte como ciudadanos ,compromisos personales y sociales que hemos de asumir y es muy importante que tomemos conciencia de ellos y nos responsabilicemos para que funcionemos bien personal y socialmente. Asi hemos de recordar al niño y al joven que estudie si es estudiante, y al joven que se comprometa en labores de casa o en funciones sociales para ser miembro activo social y no solo beneficiario. Al padre y madre habrá que recordarles que amarse y tratarse bien no es solo un fruto del amor sino una responsabilidad y en fin…es el pecado o la incoherencia o la irresponsabilidad lo que conforma lo que podemos llamar el mal moral o la distancia entre lo que hacemos y lo que debemos y deberiamos hacer. Su importancia es tal que lo podemos significar aplicando este principio de moral elemental a los problemas de la pandemia. Imaginemos por un momento que los médicos y sanitarios dejen de cumplir con su función social por la que cobran y se prepararon para ello. O los jóvenes o no tan jóvenes que quieren «torear «el Covi sin mascarilla y en plan libertario. …
Una vez más el profetismo de Jesús que nos invita a vivir con profunda coherencia entre el pensar y obrar va a requerir nuestra toma de conciencia: captar bien que el hombre es hombre cuando no vive sin más sino asume deberes y responsabilidades que hacen posible mantener los abundantes derechos que en democracia nos queremos asignar y deseamos respetar.
A un profesor de Psicologia le escuchamos decir un dia que «la modernidad levantó la estatua de la Libertad pero está faltando la estatua de la Responsabilidad».

Comentario homiletico

En Mt 19,23-30 ha terminado el relato en que un joven quería seguir a Jesús, pero no lo siguió porque era rico. Y Jesús continúa diciendo: “difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Le es más fácil a un camello pasar por el agujero de una aguja que a un rico entrar en el Reino de los Cielos”.
Esta exigencia es tan firme y dura que primero los apóstoles espantados se interrogan: ¿entonces quién puede salvarse?
La pregunta vale para hoy. Y vale que nos preguntemos si un rico cabe en el proyecto de Jesús.
Y para ilustrar esta dificultad hoy os cuento una historia de Rauco una pequeña comunidad cristiana de las Islas Chiloé en Chile.
Hablaba con Abraham el fiscal (cargo responsable de la comunidad) y le decia cómo es que D. Pablo un Señor acaudalado que vivia cerca del sector de los que vivian en Rauco no aparecía nunca por la capilla de la comunidad.
Me llamaba tambien la atención -a poco de vivir al servicio de varias comunidades de Quellon- que eran comunidades mayoritariamente formadas por gente sencilla y que la presencia de personas distinguidas o ricas era casi nula.- «Es que él ( el tal Pablo) me decia D. Abraham ,no es unido con nosotros». El como los ricos van siempre «hamburrientos»
tras lo suyo y no tienen tiempo para dedicarlo a la comunidad. Y es que Padrecito, aqui vivimos en el campo y necesitamos ser muy unidos porque si alguien enferma hemos de llevarlo con el caballito a la ciudad. O si pasa necesidad hemos de auxiliarle de inmediato.»
Asi, fue como a poco de compartir con los chilotes iba entendiendo yo -un producto de una sociedad desarrollada pero individualista -que ellos tenian un fuerte sentido de comunidad. D. Abraham me lo recalcó con pocas pero
certeras palabras
» es que para nosotros la unión no es una virtud. Es una necesidad. Si no somos unidos no podemos vivir.»
Para la comunidad los ricos tenían preferencia por hacer dinero antes que preocuparse por la comunidad y así era observable que los ricos se automarginaban y no hacían causa común con la comunidades. Un fenómeno bien contrario al que ocurría en España por aquellos tiempos(años 70) en que aún era visible ver a los distinguidos señores del pueblo (medico, alcalde,notario , etc ) aparecer bien vestidos en la misa mayor del Domingo.
Estos dias de penuria por la pandemia, mas los augurios de un crack
del ecosistema mundial por tantos abusos sobre el planeta ,nos invitan a una reflexión en profundidad.¿Qué es primero ,el yo egoista e insolidario o el nosotros? Varios signos (agradecimiento a sanitarios e investigadores y otros servicios ) apuntan en esa direccion de que sólo unidos ante grandes males podemos triunfar. Pero esa oportunidad es la que hay que convertir en mentalidad. Caer en la cuenta de que la unión en solidaridad es una necesidad para poder ,ya no solo vivir ,sino sobrevivir.

Comentario homiletico

Mt 14,22-36
No parece posible caminar sobre las aguas y hoy vemos a Jesús caminando sobre ellas. Y Pedro quiere imitarle pero le falta fe y se hunde. Y se aclama a Jesús «Sálvame». Y Jesús le toma de la mano y de nuevo echa a andar.
Esa es nuestra propia historia de fe. En ella confluyen -no sin lucha -el tener que hacer nuestra voluntad y la de Dios. El tener que hacer las cosas «al modo divino «con humildad y anonimato o al modo humano buscando hacer lo que me agrada y con aplauso del respetable.
El negativo y depresor factor del covid más nos plantea y nos va a demandar grandes exigencias. Hacer resurgir una economía en cuarentena, un trabajo que peligra, unos estudios alterados ,nos exige un plus de esfuerzo , pero sobre todo de fe. La fe en uno mismo que recuperamos porque otras veces hemos superado problemas parecidos, pero ademas «la fe que se invoca» recurriendo a Dios ya que la psicológica se hace poca. Asi vemos que hacen algunos futbolistas cuando quieren convertir el prosaico trabajo de dar patadas a un balón en un arte de precisión elegancia y brillo e invocan a Dios con la señal de la cruz.
Convertir la vida diaria en un arte de «buen hacer» cuando las suertes vienen buenas o mal dadas es una exigencia que viene desde el impulso de la creación «creced, ..dominad la tierra y sometedla»(Gen1,) y para lograr esa satisfacción en el diario vivir nos hace falta la invocación de Pedro imitando a Jesús y haciendo las cosas en su nombre.

    Reglamento General de Protección de Datos

    Si quieres saber que datos guardamos en el perfil o quieres eliminar sus datos, rellena este formulario.

    Selecciona tu petición: