🌹Jn 18,33-37
Hoy culmina el año litúrgico y celebramos la Fiesta de Cristo Rey. Es la fiesta que nos reune a todo el pueblo fiel como Pueblo de Reyes, Asamblea Profética y Santa y Pueblo Sacerdotal;los tres atributos que recibimos con el Santo Crisma los cristianos en el bautismo.
Sacerdotes por nuestra conexión con Dios como Padre, Profetas por sentirnos llamados a vivir y ser testigos de la verdad de Dios y Reyes porque en cumplir la voluntad de Dios ciframos el culmen de nuestra vida en libertad. Y todos esos atributos los hemos recibido en germen por el Bautismo (santo Crisma) y es Jesús y su Espíritu quienes nos impelen a vivir esos atributos como Jesús.
Sin duda queremos proclamar a Jesús con el título de Rey nuestro y mas aún como Rey del Universo porque nadie como El en la historia humana ha vivido como hombre pendiente de cumplir en todo la voluntad de Dios su Padre. Así fue como lo manifestó de adolescente cuando lo encontraron sus padres José y María en el templo discutiendo con los doctores porque decía que «debía ocuparse de las cosas de su Padre «
.Así vivió con sus discípulos cumpliendo en todo lo previsto por el Padre según las Escrituras ; y también orando en el huerto de los Olivos se dirigirá al Padre para aceptar su voluntad y con ella su muerte en la cruz.
Jesús asumió así la cruz por nuestros pecados. Cargó la cruz de nuestras irresponsabilidades y nos invita a todos sus discípulos a que carguemos con nuestra propia cruz que son nuestras responsabilidades y ayudemos a otros a llevar las suyas. y esto hay que decirlo precisamente en estos tiempos donde el bienestar social que se respira entre nosotros nos hace olvidar que en nuestros mares flotan a diario cuerpos muertos de hombres mujeres y niños buscando entre nosotros mejor vida . Y nadie se hace responsable. …..
Y mientras tanto nuestro pontífice clama para que estrechemos lazos de fraternidad con todos los hombres y que nos comprometamos para paliar el cambio climático y sus males.
Voces críticas nos dicen» no prediqueis el día de Cristo Rey a Cristo en la Cruz porque dais una imagen de Iglesia sufridora y masoquista y ésta imagen no vende hoy. Pero ¿cómo igualamos la suerte de tantos desheredados del mundo si no es haciendo renuncias importantes a bienes propios, a tiempo y comodidades para achicar los grandes huecos que dejan los hambrientos buscadores de vida fácil y de derroche producto de quienes predican libertades irresponsables?
Se nos ha encomendado una tarea de Reyes: gobernarnos primero a nosotros mismos como señores de cuerpo ,mente y espíritu y gobernar como profetas de los tiempos nuevos, denunciando injusticias y apoyando rodillas vacilantes . Ese es el mensaje que Cristo Rey desde la Cruz resucitada ,el Señor, nos hace abriendo para el mundo caminos de Esperanza.